sábado, 7 de agosto de 2021

Como un día

 

 


Atletismo:

1.         Erick Barrondo (marcha 50 Km.)

2.         José Barrondo (marcha 20 Km.) 

3.         José Calel (marcha 20 Km.)

4.         José Ortiz (marcha 20 Km.) 

5.         Luis Ángel Sánchez (marcha 50 Km.) 

6.         Luis Grijalva (5 mil metros planos)

7.         Mayra Herrera (marcha 20Km)

8.         Mirna Ortiz (marcha 20 Km.) 

9.         Uriel Barrondo (marcha 50 Km.) 

Bádminton:

10.       Kevin Cordón (singles)

11.       Nikté Sotomayor (singles)

Ciclismo:

12.       Manuel Rodas (ciclismo de ruta)

Judo:

13.       José Ramos (60 kilogramos)

 

 

Levantamiento de pesas

14.       Scarleth Ucelo

Natación:

15.       Gabriela Santis (200 metros libre)

16.       Luis Carlos Martínez (100 metros mariposa)

Navegación a vela:

17.       Isabella Maegli (laser radial)

18.       Juan Ignacio Maegli (laser estándar)

Pentatlón moderno:

19.       Charles Fernández

Remo:

20.       Jenniffer Zúñiga (par peso ligero)

21.       Yulissa López

Tiro con armas de caza:

22.       Adriana Ruano (foso olímpico)

23.       Juan Ramón Schaeffer (skeet)

24.       Waleska Soto (foso olímpico)

 

Nuestro corazón rebasa gratitud por los veinticuatro deportistas, mujeres y hombres  guatemaltecos de corazón  que aceptaron el desafío y llegaron a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 a regalarnos su mejor lado, su lado de luz. Atrás dejaron las sombras,  medios y angustias y se atrevieron a desafiar no solo a sus competidores y a una pandemia, también a ellos mismos.

En estos días de absoluto desorden, desequilibrio y una Guatemala triste en medio del ataque de un virus desenfrenado, todos y cada uno de ustedes nos alumbraron con el sol de su esfuerzo, dedicación y disciplina. Y sí, es breve la palabra gracias; pero encierra una fiesta infinita en el alma.

Cierto, buscaban una medalla, esa era una de las metas. La realidad es que buscaban superarse a ustedes, superar la capacidad de su cuerpo, mente y espíritu. Cada uno sabrá colgarse esa distinción de mérito y triunfo. Nosotros ya lo hicimos. Les brindamos el galardón de agradecimiento y excelencia y de otorgarnos dos semanas de alegría y emoción constante. Ver a cada uno de ustedes competir  fue ver a esa Guatemala posible, esa Guatemala que puede triunfar y alcanzar cimas y que sabe que siempre hay otra cima más que escalar con valentía  perseverancia y amor.

Son veinticuatro, igual a las horas que tenemos todos en cada amanecer. Y así como agradecemos veinticuatro veces por cada una de esas horas al final del día, hoy les decimos: veinticuatro veces, muchas,  muchas gracias y ¡hasta la próxima!  

 

Silvia E. Pérez Cruz

Guatemala  7 de agosto  2021

martes, 15 de septiembre de 2020

Siempre en septiembre

Siempre en septiembre  

tendría que celebrarte más

hacerte bailar entre marimbas,

tunes y tambores.

 

Ondearte 

libre 

claman algunos 

ondearte 

 justa  

desean otros 

ondearte  

para todos  insisten los demás

 

Y te veo pasar en septiembre

vestida de azul y blanco

aunque entre los dedos

se escurra todo lo que está pendiente.

 

Y a solas y en silencio 

 te lloro 

no hay que empañar la alegría de los que te celebran

                no vale estar triste, dicen

sintiendo

que a mí me dueles cada vez más

siempre en septiembre.


sábado, 30 de mayo de 2020

De los miedos


De eso que nadie habla
pero si no hablas
carcome
                 
                 por ratos pellizca, pincha,
               muerde, lame, clava
                                             el aguijón

por ratos se aquieta
               duerme, descansa,
               descubre que no tiene cabida

               y a ratos 
                               es
                               una suave muralla
                               que atraviesas
                               sin lanza y
                                               escudo
                               y descubres que
                               eres
                               un poco, un poquito más
                               fuerte que ayer
                                                              y avanzas