domingo, 26 de marzo de 2017

Abandono es una palabra triste


Abandono es una palabra triste. Es dejar a la vera, a la orilla del camino, a la buena de la suerte y en los casos afortunados a la buena de Dios a alguien. A veces ellos no entienden el motivo de su destino y desconocen que hay cuatro esquinas en un cuadrado o que si damos vuelta en círculo algún día llegaremos al punto de partida para abrazarnos de regreso con quien nos espera con los brazos abiertos. Otras veces no conocen que tres es un número mágico para dibujar triángulos y la idea de dos puede parecer  un salto al vacío. Y a veces no esta en su mundo saber que este montón de líneas en cuadrados, círculos, triángulos y líneas dibujan conjuntos: vacíos o no. 

Disfrutan de los colores puros, sin imaginar que, si los suman, multiplican sus sombras, luces y una cascada de matices. Tienen el alma transparente y el corazón es un dulce de algodón, cada abrazo que regalan es un baño de amor infinito. A veces quedan atrapados en su mundo y quieren huir, no saben como. Su mirada se pierde más allá del horizonte, hasta que logran encontrarse y seguir.  Su curiosidad no tiene límites y su inocencia los llena de paz.

Nosotros sonreímos o lloramos, seguimos o  paramos, caminamos o saltamos, amamos y dejamos de amar, y ellos, los niños abandonados que brillan con otra luz, una luz especial, están solos, acompañados de si mismos y su destino incierto. Desayunan, almuerzan, cenan, duermen, juegan, viven y en la mayoría de casos mueren en una casa desconocida; una sin padres amorosos o hermanos, ni la tienda de la esquina a la vuelta.

Tengo tanta rabia junta, toda con aroma a olvido. El alma arde y no se apaga ese fuego. Tengo tantas lágrimas juntas, todas con aroma a abandono. Me duelen en cada poro, y no puedo dejar de llorar.

Tengo tantas lágrimas juntas, todas huelen a abandono. Y como diría una buena amiga, nosotros, nosotros tenemos tanto para estar agradecidos. 

2 comentarios:

  1. Tu capacidad para tocar el alma, transforma la rabia en rebeldía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Alfredo!!! Rebelde es bueno!!!!

      Eliminar